Pedro J. Villa.

Empecé a los 15 años a entrenar, a los 18 años hice mi primera competición en mi ciudad natal, Cieza. En el año 1984, empecé tomándomelo como un hobby, pero poco a poco se fue convirtiendo en mi profesión.

A los 23 años creé mi propio gimnasio en la localidad de Abarán (Murcia), GIMNASIO MANHATTAN, en el que me he preparado durante mi carrera deportiva, primero a nivel territorial y nacional hasta el 1995 en el cual competí por primera vez a nivel internacional, en el campeonato del mundo celebrado en Marbella, alcanzando la 6º posición. A partir de ahí, llegan mis momentos mas dulces dentro de mi carrera deportiva.

En 1997, campeón de España, celebrado en Barcelona, en 1999, campeón del Mar Mediterráneo, celebrado en Portugal y Campeón de Europa, celebrado en Madrid, y terminado el 2000, con la primera competición del año y del siglo XXI, quedando campeón de FIBO 2000, celebrado en Madrid.

Hasta aquí todo lo relacionado con mi vida profesional, con respecto a mi vida personal, a parte de dirigir mi gimnasio, ejerzo de entrenador personal en el mundo del culturismo y de fitness, obteniendo mis alumnos grandes éxitos tanto a nivel regional como nacional e internacional.

A finales de 2006 me veo apartado de los circuitos de competición para poder dedicarme más intensamente a mis negocios. En Febrero de 2007 inauguro un nuevo centro deportivo, el Gym Pedro J. Villa. Tal ha sido el éxito de este nuevo centro durante el último año y tan grande la afluencia de clientes que me he visto obligado a ampliarlo, inaugurando de nuevo, en Septiembre de 2008, una nueva fase y consiguiendo uno de mis sueños, tener unas instalaciones de más de 1200 m2. Y nuevamente en Febrero de 2010 me veo en la obligación de ampliar las instalaciones de este fenomenal gimnasio, contando ahora con 1700 m2.

En cuanto a mi vida personal, el 16 de Noviembre de 2007 nace mi primer hijo, Pedro J. “Junior” y el 17 de Octubre de 2008 el segundo, Bryan. Los mejores trofeos de mi vida.

Mi próximo objetivo es volver a la competición para los mundiales de 2017, una vez cumplidos los 50 años de edad. Durante toda esta etapa quiero transmitir a todas aquellas personas amantes de esta modalidad deportiva que la competición no entiende de edades pudiendo disfrutar de ella hasta después de los 70 años como muchos de mis compañeros lo están demostrando a día de hoy.